CUBILETES DE QUESO

 

Un postre tan perfecto como el que te traigo en esta ocasión es realmente una delicia ya sea para comerlo como postre, durante el desayuno con mucha fruta, a la hora del té o cuando se te antoje.

Aprovechando el fin de semana que son los días que acostumbro tener libres para deleitar mi paladar con esas delicias de la vida que no son tan saludables pero que al comerlas nos hacen sentir que tocamos el cielo. Pues permíteme decir que si lo preparas tú mismo te aseguras de hacerlo de la mejor manera y con ingredientes de buena calidad y libre de grasas hidrogenadas.

 

Tiempo de preparación: 1 hora más tiempo de preparación de la base y el relleno. Tiempo aproximado de 1.5 hrs.
Porciones: 12 piezas

Ingredientes:

Para la base:
500g masa quebrada

Para el relleno:
500gr de la receta de pay de queso con yogurt

Procedimiento:

  1. En primer lugar engrasar los moldes para magdalenas o cupcakes con un poco de mantequilla y harina.
  2. Separar la masa en 14 porciones aproximadamente del mismo tamaño o si las queremos exactas deberás de pesar 40gr cada porción.
  3. Con cada porción de masa quebrada cubrir cada espacio del molde para magdalenas, como si se estuviese forrando con mucho cuidado para que quede un grosor parejo y uniforme en cada espacio.
  4. Hacer unos cuantos piquetes con un tenedor a las bases de masa, cubrir con papel de horno y un poco de garbanzos secos para que no se levante la masa, la llevamos al horno durante 10 a 15 minutos a 180°C.
  5. Mientras tanto preparar el relleno de pay de queso según las instrucciones de la receta del pay de queso.
  6. Una vez pre horneadas las bases les retiramos los garbanzos secos y el papel.
  7. Colocar la mezcla de pay de queso a cada base de masa llegando al borde o se puede pesar 40gr en cada cavidad para que quede exacta.
  8. Llevar al horno durante 30 minutos a 180°C. El tiempo puede variar en función de la potencia de su horno por ello aplicaremos el mismo procedimiento que para revisar una tarta, picando el centro con un palillo y si éste sale limpio los cubiletes ya están listos.
  9. Dejar enfriar un poco y desmoldar cuando aún están tibios pues si esperamos a que enfríen por completo se pueden pegar al molde y será más difícil sacarlos.
  10. Una vez desmoldados se pueden comer así calientes, al tiempo o fríos decorados con alguna mermelada o así solos son deliciosos.

Nos queda un postre casi perfecto crocante por fuera como si de una galleta se tratase y jugoso por dentro y con un sabor exquisito.

Notas:

  • Si decides decorar tus cubiletes puedes utilizar alguna mermelada y fruta de temporada o en almíbar.
  • De igual forma puedes agregar un fruto seco y crema batida ligera.
  • Puedes comerlo frio, al tiempo o caliente.
  • Para guardarlos colócalos en un lugar fresco y seco, un recipiente hermético sería ideal. Así pueden conservarse en óptimas condiciones hasta por 7 días.

Son perfectos para una mesa de postres como puedes ver en la imagen de arriba lucen geniales y saben aún mejor.

Espero que ésta receta sea de tu agrado y utilidad.

Muchas gracias por visitar mi blog, espero y estés pasando un maravilloso momento y si tienes alguna duda no dudes en dejarme tu comentario.

Saluditos.

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here