MANTEQUILLA DE ALMENDRAS

Hola y bienvenido a mi humilde blog de cocina. Hoy te dejo una receta tan sencilla que hasta es gracioso leerla pues es súper fácil. Pero lo interesante de esta receta es que te atrevas a prepararla ya que es súper versátil para sacarte de apuros y ayudarte a tener una alimentación balanceada, fácil de llevar y sobre todo muy saludable.

Recuerda que al hacerla en casa evitas añadir conservadores artificiales y otros ingredientes extraños a tus platillos. Al final te dejo algunas opciones para comer este delicioso manjar ya que para mí es el adjetivo que más le va.

Tiempo de Preparación: 15 minutos

Porciones: 8

 

Ingredientes:

250gr Almendras 1 cda. Azúcar de coco (opcional o se puede sustituir por otro endulzante) 1 pzca de sal. (opcional)

Procedimiento:

 

  1. Colocar las almendras en la licuadora o procesador de alimentos.
  2. Opcionalmente puede agregar azúcar de coco u otro endulzante o edulcorante y una pizca de sal para realzar el sabor de la mantequilla de almendras.
  3. Licuar y/o procesar durante 1 minuto.
  4. Limpiar la mantequilla de almendra de las paredes de la licuadora y esperar 30 segundos más.
  5. Repetir los pasos 3 y 4 hasta obtener una mezcla homogénea y suave. Es decir licuar, limpiar y esperar. Hasta obtener la consistencia deseada.

NOTAS:

  • Como se menciona tanto la pizca de sal como el endulzante son opcionales y si no los quieres utilizar para obtener un producto super natural es igualmente deliciosa y queda perfecta. El azúcar y la sal solo potencian un poco el sabor de la almendra.
  • Si quieres sentir trozos crujientes puedes agregar al final almendras y triturarlas un poco con la mantequilla o agregar almendra fileteada al final en la mantequilla de almendras.
  • Si deseas una mantequilla de almendras más líquida puedes agregar un poco de aceite de almendras comestible o de coco. Aunque realmente no se necesita si procesas la almendra el tiempo suficiente ésta suelta su aceite natural y va quedando cada vez más líquida.
  • Recuerda que debes de dejar descansar un poco la licuadora entre cada minuto que licues para evitar que la mantequilla de almendras se caliente demasiado. Además, así no forzarás demasiado el motor de tu electrodoméstico.
  • Realiza cantidades pequeñas ya que es un producto perecedero y para conservar sus nutrientes y sabor es mejor que no la tengas guardada mucho tiempo.
  • Guárdala en un lugar fresco y seco o mejor aún en el refrigerador.

 

Esta receta como te mencionaba al principio es facilísima de hacer y la puedes utilizar en tus desayunos, meriendas y colaciones saludables del día.

LICUADOS

Puedes añadir una cucharada de mantequilla de almendras a tus licuados para hacerlos más ricos en proteínas y grasas saludables.

 

DESAYUNOS Y/O CENAS

Puedes añadir una capa de mantequilla de almendras a unas ricas galletas de arroz inflado o a una rebanada de pan integral, añadir algún un poco de fruta de tu elección, miel de agave, coco tostado, granola, nuez o solo la sencilla pero exquisita mantequilla de almendras.

Snacks.

Puedes añadir un poco de mantequilla de almendras a una barrita de avena e incluso comer una cucharadita sola de mantequilla de almendras para sentirte saciado y satisfacer a tu paladar y evitar comer algo menos nutritivo y sano a la hora de los antojos.

Puedes rellenar un dátil con un poco de mantequilla de almendras y el sabor al mezclarse en tu boca realmente es mágico.

De igual forma puedes formar bolitas con la mantequilla de almendras para hacer trufas y cubrirlas con cocoa, nuez picada, coco rayado, etc.

Eso es todo por hoy, ojalá que te atrevas a prepararla y te sirva para sorprender a tu paladar y el de tus seres queridos.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here